Vacaciones y permisos tras la entrada en vigor RDL 20/2012, de 13 de julio.

Add to Flipboard Magazine.

La aprobación del Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, ha modificado el régimen jurídico del empleo público.

El objetivo de la norma es claro: dar cumplimiento a los objetivos de déficit público y lograr la mayor eficiencia posible en la gestión y en la racionalización del funcionamiento de las Administraciones Públicas.

Al objeto de facilitar el entendimiento y aplicación de las modificaciones llevadas a cabo por el Real Decreto-Ley 20/2012, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas redactó los “Criterios para la aplicación del Título I del Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de Medidas para Garantizar la estabilidad Presupuestaria y de Fomento de la Competitividad, en el ámbito de las Comunidades Autónomas y de las Entidades Locales”.

Siguiendo este documento, las principales novedades introducidas por Decreto afectan a los artículos 48 y 50 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP en adelante), en materia de permisos y vacaciones de los funcionarios públicos:

1.- El artículo 48 EBEP goza desde este momento del carácter de legislación básica: de esta forma, quedan homogeneizados todos los permisos regulados para el conjunto de los funcionarios de las Administraciones Públicas (AAPP, en adelante).

2.- Este carácter básico alcanza al establecimiento de las vacaciones anuales, las cuales quedan fijadas en 22 días hábiles, o aquéllos que correspondan proporcionalmente si el tiempo de servicio durante el año fue menor.

Esto es, quedan suprimidos los días adicionales que existían con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 20/2012.

3.- Se eliminan los días adicionales de libre disposición que conocíamos como “canosos”.

No, no nos olvidamos de cuarta modificación introducida por el Real Decreto-Ley 20/2012. Sin embargo, no podemos acudir a los Criterios publicados por el Ministerio ya que en la actualidad han quedado superados por la Ley 15/2014, de 16 de septiembre, de racionalización del Sector Público y
otras medidas de reforma administrativa, en cuanto a este cuarto punto relativo a los asuntos particulares.

El artículo 28.3 de la citada Ley viene a modificar la letra k) del artículo 48 EBEP, que queda redactada como sigue:
“Los funcionarios públicos tendrán los siguientes permisos.
(…)
k) Por asuntos particulares, cinco días al año.»

Salvo esta modificación, es de aplicación lo dispuesto por el Real Decreto-Ley, respecto de vacaciones, permisos, asuntos particulares y días adicionales de libre disposición, para el personal laboral de las AAPP.

Igual de importante es recordar que el artículo 8 del Real Decreto-Ley 8/2012, establece que los acuerdos, pactos y convenios para el personal funcionario y laboral, suscritos por las AAPP y sus organismos y entidades, vinculados o dependientes de las mismas, quedan suspendidos y sin efecto en lo relativo al permiso por asuntos particulares, vacaciones y días adicionales a los de libre disposición o de similar naturaleza.

Dentro de este último grupo, días de similar naturaleza, hemos de entender todos aquellos permisos que no se puedan subsumir en otros tipos, y cuya finalidad sea la de atender necesidades particulares y personales que no requieran de justificación, ni en cuanto a su solicitud ni en cuanto a la acreditación de su uso.

Tanto la creación como la negociación de otros permisos que persigan esta finalidad puede ser constitutivo de fraude.

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *