Permiso para concurrir a exámenes. ¿Cuánto tiempo tengo?

Add to Flipboard Magazine.

El permiso para acudir a exámenes se regula en el artículo 48.d) del EBEP. Sin embargo, su letra deja dudas por resolver, razón por la que se ha tenido que acudir en ocasiones tanto a la jurisprudencia como a la doctrina.

Esta figura normativa viene heredada de la anterior Ley 30/1984, de medidas para la reforma de la Función Pública. En la redacción actual se han superado dos importantes óbices para su ejercicio: en primer lugar, ya no es necesario que los exámenes o pruebas se realicen en un centro oficial, ni que se trate de “pruebas definitivas de aptitud y evaluación”, como rezaba en el texto anterior.

Sin embargo, la referencia a “centros oficiales” ya había sido eliminada por la Resolución de 27/04/1995, de la Secretaria de Estado para la Administración Pública. Para el Tribunal Supremo “centro Oficial” es exclusivamente al centro docente directamente dependiente de la enseñanza estatal.

Para nuestro Tribunal Supremo la expresión “días” no es decisiva: al no añadir más concreciones queda abierta la posibilidad de que, por vía de la interpretación, venga a determinarse el lapso temporal al que dentro de cada día debe afectar el permiso. Es decir, más que a la literalidad debemos ceñirnos al espíritu y finalidad de la norma: el funcionario dispondrá del tiempo necesario para concurrir a sus exámenes, sin que el interés de la Administración (que ese tiempo sea el indispensable para hacer efectivo este derecho) se vea menoscabado por la falta al puesto de trabajo.

Por ello, la interpretación que avala el disponer de días enteros para concurrir a exámenes, realizables durante la jornada laboral y en el lugar de destino, es completamente errónea. El permiso del que tratamos debe ceñirse al tiempo mínimo, pero suficiente, para cumplir el fin para el que se creó esta norma.

A pesar de ello, no cabe generalizar: habrá casos en los que la sucesión de exámenes en un día, sus características en cuanto a horarios o la localización del lugar del celebración, aún dentro de la localidad de destino, hagan necesario que el funcionario deba disponer de su día entero de trabajo; en otros, bastará con unas horas. Recordad esta máxima: se dispone del tiempo mínimo, pero suficiente para el fin del permiso.

permiso_examenes_funcionarios

Así pues, el artículo 48.1.d) EBEP establece estas conclusiones:

1.- Los exámenes y demás pruebas definitivas de aptitud y evaluación en centros oficiales que deban tener lugar dentro de la jornada laboral generarán este permiso.

2.- Su duración se constriñe al tiempo indispensable para concurrir a dichas pruebas.

3.- Tiempo indispensable no es igual a día completo de permiso.

4.- Si los exámenes o pruebas se realizan en lugar diferente del de destino, el permiso debe computar tanto el tiempo de realización de aquéllas como el de desplazamiento al lugar de celebración. Ello va a requerir una ponderación adecuada y flexible del tiempo de traslado: circunstancias del tráfico, del lugar, aparcamiento y distancia de éste al centro de celebración

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *