Permiso de lactancia. ¿Y si la madre no trabaja?

Add to Flipboard Magazine.

El permiso de lactancia se establece en el artículo 48.1.f) del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP):

Artículo 48 Permisos de los funcionarios públicos

1. Las Administraciones Públicas determinarán los supuestos de concesión de permisos a los funcionarios públicos y sus requisitos, efectos y duración. En defecto de legislación aplicable los permisos y su duración serán, al menos, los siguientes:

f) Por lactancia de un hijo menor de doce meses tendrá derecho a una hora de ausencia del trabajo que podrá dividir en dos fracciones. Este derecho podrá sustituirse por una reducción de la jornada normal en media hora al inicio y al final de la jornada o, en una hora al inicio o al final de la jornada, con la misma finalidad. Este derecho podrá ser ejercido indistintamente por uno u otro de los progenitores, en el caso de que ambos trabajen.

Igualmente la funcionaria podrá solicitar la sustitución del tiempo de lactancia por un permiso retribuido que acumule en jornadas completas el tiempo correspondiente.

Este permiso se incrementará proporcionalmente en los casos de parto múltiple.

De la misma forma se regula en el Estatuto de los Trabajadores (ET), artículo 37.4:

Artículo 37 Descanso semanal, fiestas y permisos.

4. En los supuestos de nacimiento de hijo, adopción o acogimiento de acuerdo con el artículo 45.1.d) de esta Ley, para la lactancia del menor hasta que éste cumpla nueve meses, los trabajadores tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La duración del permiso se incrementará proporcionalmente en los casos de parto, adopción o acogimiento múltiples.

Quien ejerza este derecho, por su voluntad, podrá sustituirlo por una reducción de su jornada en media hora con la misma finalidad o acumularlo en jornadas completas en los términos previstos en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo establecido en aquélla.

Este permiso constituye un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres, pero sólo podrá ser ejercido por uno de los progenitores en caso de que ambos trabajen.

La finalidad de este permiso se concreta en la necesidad de atender a la alimentación y al cuidado del menor de doce meses, sin que necesariamente suponga la lactancia natural, y ello a pesar de su denominación. Lo esencial no es el amamantamiento del bebé, sino el cuidado y atención que necesitan a tan corta edad.

La Comisión Permanente de la Comisión Superior de Personal de la Función Pública adoptó acuerdo interpretativo del citado apartado del artículo 48 EBEP, en julio de 2013. Este acuerdo analiza las diferentes sentencias recaídas en cuanto a la posibilidad de que sea el padre el que disfrute del permiso de lactancia.

 

Las conclusiones a las que llega este acuerdo son:

1.- El permiso de lactancia puede ser ejercido por el padre o por la madre; pero sólo por uno de ellos si ambos trabajan. Con ello queda clara la respuesta a nuestra pregunta inicial: no importa si uno de los progenitores no trabaja; lo importante es el caso contrario, que trabajen ambos, pues uno de ellos ha de renunciar al ejercicio de este derecho. Esta interpretación es exactamente igual de válida para funcionarios, que para laborales y demás trabajadores sometidos al ET.

2.-El permiso de lactancia es único para cada hijo.

3.- El permiso de lactancia es un tiempo que se concede para el cuidado y alimentación del menor. Sólo puede disfrutarse, por tanto, tras el parto.

4.- En cuanto a su ejercicio, el derecho a este permiso se ceñirá al tiempo y duración máxima prevista en los citados artículos, o se disfrutará como una acumulación en jornadas completas por el tiempo que resulte.

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *