Laborales: Derecho a reducción de jornada por razones de guarda legal.

Add to Flipboard Magazine.

¿Cómo ejercita un empleado público con la condición de laboral el derecho a reducción de jornada por guarda legal? En primer lugar, hemos de acudir al artículo 51 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), pues en el mismo se establece que, en materia de jornada de trabajo, permisos y vacaciones del personal laboral se estará a lo establecido en el Capítulo III de dicha norma y en la legislación laboral correspondiente.

A este respecto el artículo 48 del EBEP (incardinado en el Capítulo III del mismo) establece lo siguiente:

Artículo 48 Permisos de los funcionarios públicos

1. Las Administraciones Públicas determinarán los supuestos de concesión de permisos a los funcionarios públicos y sus requisitos, efectos y duración. En defecto de legislación aplicable los permisos y su duración serán, al menos, los siguientes:

h) Por razones de guarda legal, cuando el funcionario tenga el cuidado directo de algún menor de doce años, de persona mayor que requiera especial dedicación, o de una persona con discapacidad que no desempeñe actividad retribuida, tendrá derecho a la reducción de su jornada de trabajo, con la disminución de sus retribuciones que corresponda.

Tendrá el mismo derecho el funcionario que precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo y que no desempeñe actividad retribuida.

En cuanto a la normativa laboral, si acudimos al artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores (ET) encontramos esta dicción:

Artículo 37 Descanso semanal, fiestas y permisos:

5. Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquélla.

Tendrá el mismo derecho quien precise encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida.

El progenitor, adoptante o acogedor de carácter preadoptivo o permanente, tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo, con la disminución proporcional del salario de, al menos, la mitad de la duración de aquélla, para el cuidado, durante la hospitalización y tratamiento continuado, del menor a su cargo afectado por cáncer (tumores malignos, melanomas y carcinomas), o por cualquier otra enfermedad grave, que implique un ingreso hospitalario de larga duración y requiera la necesidad de su cuidado directo, continuo y permanente, acreditado por el informe del Servicio Público de Salud u órgano administrativo santiario de la Comunidad Autónoma correspondiente y, como máximo, hasta que el menor cumpla los 18 años. Por convenio colectivo, se podrán establecer las condiciones y supuestos en los que esta reducción de jornada se podrá acumular en jornadas completas.

Las reducciones de jornada contempladas en el presente apartado constituyen un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.

6. La concreción horaria y la determinación del período de disfrute del permiso de lactancia y de la reducción de jornada, previstos en los apartados 4 y 5 de este artículo, corresponderán al trabajador, dentro de su jornada ordinaria. No obstante, los convenios colectivos podrán establecer criterios para la concreción horaria de la reducción de jornada a que se refiere el apartado 5, en atención a los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral del trabajador y las necesidades productivas y organizativas de las empresas. El trabajador, salvo fuerza mayor, deberá preavisar al empresario con una antelación de quince días o la que se determine en el convenio colectivo aplicable, precisando la fecha en que iniciará y finalizará el permiso de lactancia o la reducción de jornada.

Las discrepancias surgidas entre empresario y trabajador sobre la concreción horaria y la determinación de los períodos de disfrute previstos en los apartados 4 y 5 de este artículo serán resueltas por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social.

permiso_reducción_jornada_guarda_legal

La primera conclusión que extraemos de ambos preceptos es que el derecho a reducción de jornada por guarda legal tiene como finalidad el cuidado de un hijo menor, por un tiempo determinado (de fecha a fecha), siendo aplicable exclusivamente sobre la jornada de trabajo diaria.

Al trabajar menos horas las retribuciones son también menores; en proporción a la jornada realizada. Sin embargo, el resto de derechos (y de obligaciones) son exactamente los mismos que para un trabajador que se desempeñe sus funciones a tiempo completo.

En cuanto a la elección del horario en el que se va a reducir la jornada de trabajo, la jurisprudencia tiene señalado que aquélla corresponde al trabajador. No obstante, es posible que esta elección choque de plano con el derecho de dirección y organización empresarial, en cuyo caso habrá que estar a las circunstancias concretas de cada supuesto, y siempre bajo el prisma de la buena fe, para atribuir la capacidad de elección a unos o a otros.

El trabajador tendrá la carga de la prueba de aquellas razones sobre las que justifique la elección del horario y su concreto interés frente a aquél que proponga el empleador.

Por último, hemos de señalar que la reducción de la jornada por esta causa ha de ser entendida respecto de jornadas diarias, sin que quepa aplicar este derecho a determinados días de la semana, y para un período concreto y determinado de tiempo que, en principio, va a a elegir el trabajador.

 

 

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *