ACTIVIDAD DE LOS TRABAJADORES EN LA PREVENCIÓN.

Add to Flipboard Magazine.

En contraposición a las obligaciones del empleador, los trabajadores gozan del derecho a una protección eficaz en su seguridad y salud en su actividad profesional. De ahí que podamos participar de forma personal o a través de nuestros representantes en las medidas que se adopten por los empresarios con la finalidad de lograr dicha garantía.

Los derechos de los trabajadores en este ámbito son amplios; así, por ejemplo, tenemos derecho a estar informados de los riesgos que para nuestra salud y/o seguridad conlleva la actividad que realizamos; por ello, debemos estar informados de las medidas que adopte al respecto el empresario, debemos recibir formación suficiente y adecuada en el momento de la contratación y también cuando las condiciones en las que realizamos nuestras funciones varíen.

Este derecho se amplia a la vigilancia periódica del estado de salud, a la toma de medidas de protección específicas ante circunstancias personales concretas, a abandonar el puesto de trabajo cuando el riesgo sea inminente, …

Todo este catálogo de derechos tiene sus correspondientes obligaciones: de esta forma, los trabajadores están obligados a velar por su salud y su seguridad. Por ello, la obligación se extiende al uso de equipos y medios de trabajo adecuados, según las instrucciones que proporcione bien el empleador, bien el fabricante.

humor_prevencion_riesgos_laborales

El uso de los equipos y medios de trabajo, tanto individuales como colectivos, debe ser correcto.

Los trabajadores deben asumir su obligación de colaboración con el empleador al objeto de evitar daños, razón por la cual han de comprometerse a cumplir sus obligaciones en sede de prevención y a informar a sus superiores de cualquier situación que pudiera entrañar riesgo tanto para el trabajador en sí como para terceros.

Como hemos señalado, el derecho del trabajador a participar en la toma de medidas preventivas se realizará por ellos mismos, de forma personal, o bien a través de los representantes de los trabajadores: delegados de personal, comités de empresa, o, en aquellas en las que no existan órganos de representación, los delegados de prevención serán elegidos por los trabajadores de entre ellos mismos.

Como competencias de los delegados de prevención podemos señalar las siguientes:

  • Colaborar con el empleador o dirección de la empresa en la mejora de la acción preventiva.
  • Fomentar la participación y colaboración de los trabajadores en la acción preventiva.
  • Opinar en todas aquellas materias en las que su consulta sea obligatoria.
  • Fiscalizar el cumplimiento de la normativa en la materia.
  • Proponer la adopción de medidas preventivas.

Para un mejor ejercicio de estas competencias, los delegados de prevención podrán acompañar a los técnicos correspondientes y a los inspectores de trabajo en sus visitas. Así mismo, podrán tener acceso a la documentación relativa a los daños en la salud que se hayan producido, a las condiciones en las que se realiza el trabajo, …

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *