Acceso a la función pública. Transparencia.

Add to Flipboard Magazine.

En el ámbito del acceso a la función pública la transparencia ha de predicarse de todas y cada una de las fases del procedimiento.

Ello va a implicar, por ejemplo, que el principio de transparencia alcance a los criterios que sirvan de base a la elección del personal más adecuado, pues se va a exigir que sean claros y conocidos; en la práctica, es habitual que éstos se encuentren baremados previamente.

Igualmente la transparencia ha de alcanzar a la designación y nombramiento de los órganos del tribunal calificador.

Los actos de trámite, en virtud del principio de transparencia, deben ser conocidos por los afectados. Por su parte, las decisiones o resoluciones que se adopten a lo largo del procedimiento van a aparecer suficientemente motivadas, sin que esta manifestación del principio de transparencia choque con el carácter reservado que debe imperar las deliberaciones internas del órgano calificador.

Y, por supuesto, la transparencia también va a quedar plasmada en la facilitación a los candidatos de la revisión de las pruebas que se realicen.

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *